viernes, 27 de agosto de 2010

Perfecta oscuridad invoco

Perfecta oscuridad invoco, a los cuatro vientos, o mi alma o mi eternidad, no poder morir ante los ojos envenenados de las gentes. Quisiera vivir hasta en el momento que encontrase la luz mi pequeño elixir, vivir hasta el fin del mundo llegue, en mi eterna oscuridad.


Nunca he querido irme, pero ahora no deseo quedarme, es un deseo, desear no volver a ver todo aquello que pensaba que era mío, y que estaba bien; todo aquello está esfumado, ya no existe, para mí está extinguido, ahora deseo vivir en mi eternidad, evitando mi sed de sangre, con mis nuevos y viejos amigos, mis adorables seres de la noche, quisiera volver a verles, estar otra vez con ellos, y no volver a ser mortal, y estar viviendo en el malestar y ser lo que era antes.

Quiero vivir en mi perfecta oscuridad, vivir en un mundo de fantasía, donde no es de color de rosa, sino de color negro, con la única luz de las estrellas y de la luna, atravesando paisajes que no he podido ver siendo humana, escuchando la leve brisa entre las hojas, un leve lamento de alguien que acaba de ser mordido, de las pequeñas gotas de lluvia oyéndolas caer sobre el suelo, oliendo un aroma que no olía desde hace mucho tiempo. Quisiera estar con aquellos que son como yo, e incluyendo a mi siervo, a aquel que fui su dueña siendo humana, con todos, ya he estado mucho tiempo yo sola, me gustaría encontrarme con todos, siendo mis amigos o no, tener a mis seres queridos, eternos y oscuros…

No hay comentarios:

Publicar un comentario