viernes, 27 de agosto de 2010

Eternidad entre tinieblas

Eternidades entre tinieblas, siempre buscándote, aunque parezca rao, voy siempre mirando hacia atrás, buscando tu mirada entre mis recuerdos, intento buscarla entre el misterio de la noche. Eres mi recuerdo, eres mi eterno ser oscuro, toda la oscuridad que me rodea no es nada, mientras tu presencia esté ahí conmigo, eres mi querido ser de la noche. Nunca pensé que sería una más, una criatura de las eternas noches de lluvia, nunca imaginé ser una más entre vosotros, y ser menos de los humanos, mi vida cambió, ya nos soy la misma, soy y seré una más entre la eterna noche.


Desde ese día he querido estar con vosotros, no querer estar sola por estas calles, no soy como los demás, dejé de serlo, y ahora estoy sola por las calles de mi ciudad. Ya es un vago recuerdo de mi anterior vida, ya empecé desde cero con mi nueva vida, es un gran cambio para mí, pero nadie, absolutamente nadie, se ha dado cuenta. Pensé que podía ser como antes, pero no puedo, tengo una necesidad muy grande, mi necesidad de sangre, y no la encuentro, aquí todo es diferente, te necesito a mi lado; aunque estoy buscando, y no encuentro nada, creía que me iba a resultar más fácil, y no es así, no puedo estar así, te necesito, no puedo seguir estar más sola en este mundo tan extraño

Perfecta oscuridad invoco

Perfecta oscuridad invoco, a los cuatro vientos, o mi alma o mi eternidad, no poder morir ante los ojos envenenados de las gentes. Quisiera vivir hasta en el momento que encontrase la luz mi pequeño elixir, vivir hasta el fin del mundo llegue, en mi eterna oscuridad.


Nunca he querido irme, pero ahora no deseo quedarme, es un deseo, desear no volver a ver todo aquello que pensaba que era mío, y que estaba bien; todo aquello está esfumado, ya no existe, para mí está extinguido, ahora deseo vivir en mi eternidad, evitando mi sed de sangre, con mis nuevos y viejos amigos, mis adorables seres de la noche, quisiera volver a verles, estar otra vez con ellos, y no volver a ser mortal, y estar viviendo en el malestar y ser lo que era antes.

Quiero vivir en mi perfecta oscuridad, vivir en un mundo de fantasía, donde no es de color de rosa, sino de color negro, con la única luz de las estrellas y de la luna, atravesando paisajes que no he podido ver siendo humana, escuchando la leve brisa entre las hojas, un leve lamento de alguien que acaba de ser mordido, de las pequeñas gotas de lluvia oyéndolas caer sobre el suelo, oliendo un aroma que no olía desde hace mucho tiempo. Quisiera estar con aquellos que son como yo, e incluyendo a mi siervo, a aquel que fui su dueña siendo humana, con todos, ya he estado mucho tiempo yo sola, me gustaría encontrarme con todos, siendo mis amigos o no, tener a mis seres queridos, eternos y oscuros…

martes, 10 de agosto de 2010

Son solo palabras

Nunca pensé en decirte en que pensaba de ti, nunca quise hacerte daño, pero algún día te darás cuenta de lo que he sentido por ti. He soñado muchas veces a tu lado, siempre quise estar ahí. Mucha gente habla, pero realmente poca o incluso nadie puede saber o pensar cuanto es lo que siento.

Ando entre las sombras, aunque sea de día; voy a sitios donde no hay nadie, siempre quiero estar sola. Siempre he ido buscando a gentes como tú o como yo, pero me es imposible. A veces invoco a los dioses para tenerte cerca, pero no obtengo respuesta. Ando por sitios que no sé si deberé estar, pero me siento cómoda, ya que en multitud no puedo, ando entre tumbas buscando tu nombre, espero nunca encontrarlo, porque si veo tu nombre, lloraría toda la eternidad, preguntándome porque no estuviste conmigo, y no tuve el valor suficiente de decirte en vida todo lo que siento por ti.

Siempre voy buscándote, andando sin cesar, nunca he querido perderte, no quisiera que te fueras de mi lado. Me es duro no verte, más duro sería perderte en vida, pese a todo, solo te pido un a señal, solo te pido que esté conmigo, hasta el fin de la eternidad.

No podría estar sola, pensando que tu no estas en este mundo; que te irías sin decir un solo adiós, sin decir una bella palabra susurrando al oído, rozando un corazón malherido, por duras batallas anteriores; ya que a tu lado se siente entero, y con ganas de seguir hacia a delante. Una palabra, una sola mirada, algo, para poder seguir mi camino, aunque no estés en cuerpo, pero sé que estás ahí pese a todo, pese a la distancia, nunca podría olvidarte, nunca podría sentir hacia otra persona lo que podría llegar a sentir por ti, eres un todo, eres como una parte de mi, eres mi tesoro más apreciado, que nunca podría olvidar...

Carta de sueños

Sueño en que algún día pueda irme, salir de la soledad en la que vivo, en la soledad que hay dentro de mí. Sueño por salir de este mundo y pueda ver mis noches más oscuras, en las que me guíen las estrellas mi camino. Sueño un caminar hacia un corazón eterno, que late, con el paso del tiempo, y que no pare después de la muerte, que siga latiendo con el paso de los siglos, durante la eternidad infinita, que nunca tenga fin. Sueño que aquel día tan deseado sea realidad, y que en esa noche oscura pueda verte, debajo de las estrellas y mi caminar, ya que tú eres una de las estrellas que ilumina mi camino, y sé que no me dejarás sola, sé que vas a estar todas mis noches, acompañándome en mi caminar. Siempre soñaré con ese día, deseo y espero que no esté muy lejos, ya que cada día que pasa estoy más débil y más sola. Sólo deseo seguir soñando, ya que a través de mis sueños te puedo ver, aunque sueñe despierta, y pueda verte, sólo quisiera poder estar contigo una vez más, bajo las estrellas y la luna, sería nuestra noche perfecta, nuestra noche en la perfecta eternidad, aunque nuestros mundos estén demasiados lejanos uno del otro, la distancia no es ninguna dificultad, cada día te siento más cerca, a pesar que estas lejos de aquí…