lunes, 19 de julio de 2010

Oscuridad eterna

Mi oscuridad es eterna, igual que mi alma, pero en la sociedad que yo vivo no lo es,vivo en un mundo el cual no es el mío, vivo infeliz, no quiero quedarme. Me gustaría irme con mis niños de la noche, vivir en mi eternidad con ellos; no vivo bien en este mundo, mi conciencia está inquieta, intranquila, viendo a gentes hundidas en la misera personal, viviendo del cuento e intentando joder a los demás, metiendose en su vida, y no preguntándose en la suya propia.
Solo quiero estar con mis amigos de la noche, ya no quiero estar en la luz, el sol y sus rayos me molestan en la vista, ya está desgastada. Ya hasta mis oidos ya nos escuchan, las sintonías que antes escuchaban, los susurros externos, ya están desgastados de siempre escuchar lo mismo, ya no quieren vivir en este mundo, igual que mis ojos, están viviendo en el infierno, donde está ardiendo todo; todo es miseria y dolor, se escuchan en el viento, en la lejanía, y lo están pagando en muerte
Al vivir en la eterna oscuridad, mi alma no está tranquila, necesita una paz, necesita saciarse, buscando sangre...; mata por beber ese líquido, mata aa veces sin piedad ninguna, y a veces mata por placer..., ver como sufren sus presas, ver como les va quitando la vida; necesito más, y no quisiera quedarme: mi mente ya está recorriendo caminos,que mi cuerpo no recorre, mundos diferentes a este, otras gentes, otros placeres, todo es distinto. De ahí que mi alma siempre estará inquieta, está cansada de ver siempre lo mismo, de ver siempre las mismas personas sin sentido alguno. Mi alma desea que esas personas mueran y sufran lentamente, por el daño que estan haciendo, que sufran hasta el último minuto, el último respirar, hasta que su corazón deje de latir, y tengan una muerte horrible, y que  tengan la peor de sus muertes, sin que nadie les salve, al fin de la nada, sin ayuda, mientras yo estaré con mis amigos de la noche, olvidandome de todo, saciando mi sangre....

No hay comentarios:

Publicar un comentario