lunes, 21 de junio de 2010

Cambios desdichados y alma en pena

Mi mundo exterior, veo demasiada falsedad, me están haciendo que no sea yo, me están haciendo que me hunda en una oscuridad que no es la mía. Lo veo todo muy negro, aunque sea un día soleado. No es mi vida, no es mi estilo, no quiero vivir aquí, quiero irme a otro lugar, este tipo de vida me está matando por dentro; sé que no soy yo la que actúa, mi mente no es la misma, se está introduciendo en un mundo irreconocible, en un pozo sin fondo, no quiero introducirme en él; quisiera estar bien, no quisiera estar aquí, quiero irme. Mi alma será oscura, pero quisiera que fuera un alma en pena, que llora por lugares remotos, buscando la paz, la tranquilidad, que no quiere que sea una simple alma llorando por todos lados, no quiero estar así, no puedo estar así… Me quiero ir a donde pueda estar tranquila, donde no pueda caer en tentaciones odiosas…


No soy ya la que existe en vida, ya que morí en pena. Lloré lágrimas de sangre, viviendo sola y muriendo sola, nadie me quiso en esta vida, intenté que no fuera así, pero fue en vano, desgastando mis pocas ganas de poder vivir, hasta que al final, a través de mis ojos soltaron dos lágrimas de sangre, lo poco que pude dar, a este mundo, que ha querido cambiarme; fui un alma en pena en vida, pero no va a ser en mi muerte…

Mi alma ya está muerta hace mucho tiempo aunque mi cuerpo siga aquí, pero por dentro ya dejé de existir, por eso siempre diré: no quiero estar aquí, me quiero ir lejos de este mundo que me quiere cambiar…

domingo, 20 de junio de 2010

Calles oscuras

Andando por las calles oscuras de mi ciudad, iba caminando como si un alma errante fuera,  mis ojos grises mirando hacia delante,no tenían un lugar fijo,pero tampoco parpadeaban. Me sentía extraña, era diferente, era un vampiro; solo descansaba cuando mi sed de sangre disminuía, andaba siempre de noche, muy deprisa, no quería que nadie me parase; hasta que veía a alguien lo suficientemente débil para saciar  mi sed de sangre. Iba creando el caos y miedo, sin que nadie supiera quien era y menos que era yo la causante de todo. Me fui del lugar pasado un tiempo,ya había demasiada sangre, demasiada gente asustada y muchas sospechas. me fui de allí a otra ciudad, con más calles oscuras y diversas, para volver a mi cacería,y saciar mi sed de sangre
Siempre he ido viajando, soy una gran viajera, el mundo es mi casa, y mi casa está en ninguna parte,porque en ninguna parte estoy, no tengo lugar estable, todo lugar me parece grande y pequeño a la vez, nunca estaré en un lugar, donde las calles con eterna oscuridad, pueda quedarme y conocer gente como yo...

lunes, 14 de junio de 2010

Carta a un amigo vampiro

Nunca pensé en que iba a escribir esto, nunca imaginé que se ama de un vampiro me iba a ser fácil, pero poco a poco. Hace tiempo que le conocí, enseguida cogimos confianza, lo que yo no creía que era lo que yo me pensaba en la lejanía, pero no me lo imaginaba hasta el día que me lo confirmó: era un vampiro. Sólo buscaba a alguien que le hiciera un mínimo de atención, hasta el día que nos conocimos; era un día gris y lluvioso, hacía frío por la calle, pero no pasaba nada, estaba hablando con él, el resto del mundo nos sobraba. Iba pasando el tiempo, hasta que un día me dijo que si yo quería ser su ama, su pequeña guardiana, acepté encantada, sabía que pese a la distancia y pese a todo, él iba a estar ahí. Ahora ha pasado un tiempo, hace días que apenas he hablado con él, cosa que me gustaría, tengo que contarle un pequeño secreto, que aún no se lo he contado: soy una vampiresa….


Sé que al principio le entrará rabia, pero sé que al final, con el tiempo me comprenderá; nunca he querido hacerle daño, sólo quería ser igual que él, siendo yo ahora vampiresa comprendo muchas cosas que me decía él cuando era humana, solo pediría un pequeño perdón, y que su ama es igual que él….