jueves, 4 de febrero de 2010

Sentimientos diferentes

Mirando desde mi alcoba, un atardecer impresionante, sola, con la mirada perdida de mis ojos grises, pensando en otras cosas, y de fondo, la música de un piano, una canción lenta, sus notas entraban en los oidos más sensibles; estaba ahí sola como de costumbre, deseando de que llegara la noche, para olvidar los ruidos de las personas, hablando criticando, insultando a otras; estaba ahí deseando de irme, deseando de olvidar, de un mundo que no me gustaba, que no era el mio, lleno de criaturas deseosas de sangre, de venganza; criaturas que no eran de este mundo. Estaba deseando de irme de allí, paseando por las calles oscuras y solitarias, y siempre me paro en la fachada de una casa antigua; mi casa favorita, deseando de vivir ahí, con mis criaturas de la noche, y olvidándome de este mundo sin saber, y quieren comprender. No quiero vivr en este mundo, no soy feliz en él, quisiera irme y no volver nunca jamás